Muse - The Resistance

Nuevo disco de Muse, lo que se traduce en acontecimiento mundial, ya que Muse, poco a poco, ha ido ganando peso en el panorama alternativo mundial. Simplemente hay que fijarse en plataformas como last.fm o Spotify. Y este disco era esperado, ya que en el anterior comenzó a fraguarse una tendencia, un desmarque de los anteriores discos, hacia un sonido mas armónico e instrumental y no se sabía si era un experimento aislado (de muy buen resultado por cierto) o un eslabón de una cadena que continuaría con el siguiente paso discográfico.Y nos han hecho saber que la cadena debe continuar.



Lejos quedan los Muse cuyo principal exponente era la guitarra de Matt. En "The Resistance", aunque la guitarra sigue interpretando un papel principal, se añade el sintetizador a la forma de predicar su religión musical, investigando otros caminos, otras ambientaciones, llevadas por la afición de su líder, Matt Bellamy, por la música clásica.
Y es que  "The Resistance" perfectamente podría ser dividido en dos mitades, siendo la primera parte una caja de singles sin mucha relación unos con otros, complementados con una sinfonía de tres movimientos, que formarían la segunda parte, mas instrumental.
"Uprising" abre el disco y es también el single que deja muy clara la evolución del grupo, apoyándose en sintetizadores, creando una atmósfera glam que bien recuerda a grupos como Goldfrapp o Blondie, sin perder la fuerza de la guitarra o el ritmo de Dominic a la batería.



Una preciosa parte musical introductoria sujetada por el piano presenta "Resistance", canción que da título al album. Con cierto aire épico y una interpretación vocal excelente por parte de Matt inmersa en la ambientación que envuelve la canción de principio a fin, Muse obtiene un tema que hará las delicidas de los asistentes a los conciertos, pues parece va a ser una habitual en ellos. Gran producción.
"Undisclosed Desires". ¿Qué es esto? Parece hecha a la medida de Justin Timberlake para ser emitida en la Mtv. No se que han pretendían con este tema, quizás continuar con el glam rock o quizás alguna pincelada retro; simplemente espero que este estilo no sea el resultado que el grupo esperaba...
Pero todo se perdona en el siguiente corte. "United States Of Eurasia (+Collateral Damage)" pasa de recordar el pop facilón tan típico de la Mtv a la imaginación de los mismísimos Queen (palabras mayores) en canciones como "Bohemian Rhapsody" o "Innuendo", o tambien a los propios Muse con "Knights Of Cydonia". Una canción de índole pacifista, con un comienzo suave, tranquilo, apoyado en el piano, que poco a poco crece y como si de un Freddie Mercury del siglo XXI se tratase, eleva el tema con su voz arreglada de manera excelente, para dar paso a una parte con una armonía de influencia asiática moldeada por la batería de Dom. Muy Bueno. El tema se transforma en una interpretación de piano a modo de outro en sus dos últimos minutos, que hubiera quedado perfecta como introducción a la segunda parte del disco, y no en la ubicación actual.



El disco continúa con "Guiding Light", "Unnatural Selection", "MK Ultra", "I Belong to You (+Mon Cœur S'ouvre à Ta Voix)". La primera y la última tienen un sonido mas experimental, mas acorde con el rumbo actual del grupo, mientras que las dos restantes hacen recordar a los primeros Muse, con guitarras mas sucias y definidas. Una prueba de ello es el guitarreo final de "MK Ultra", que recuerda a grandes clásicos del grupo, como "New Born" o "Stockholm Syndrome".
Y llega la segunda parte, compuesta por tres cortes, "Exogenesis: Symphony Part 1 (Overture)", "Exogenesis: Symphony Part 2 (Cross Pollination)" y "Exogenesis: Symphony Part 3 (Redemption)".
La primera evoca una atmósfera espacial, cósmica, que parece sacada de "2001: Una Odisea del Espacio", con Matt cantando en un espectacular falsete, acompañado de una guitarra que parecen llorar junto a él preciosas lágrimas musicales, recogidas por el segundo corte, mas terrenal, con una intro de piano de corte epico que da paso a una parte de mucha calidad, donde se mezclan guitarra, piano, voz y violines a partes iguales en un ambiente sonoro bastante emotivo, que vuelve a dar paso al piano, gran protagonista de estos tres cortes.



La parte final bien podría ser la banda sonora de una peli, e incluso a veces tiene pinceladas de Yann Tiersen, justo antes de fundirse con la voz de Matt, en un precioso tema outro, que como no, acaba con una parte final de violines y piano. Soberbio.
"The Resistance" es un disco que quizás no agrade a la gente que les gusta el Muse de toda la vida, guitarrero, psicodélico y de marcados riffs, pero está claro que, tras cuatro exitosos discos de estudio, el grupo ha tomado otra dirección bien distinta. Y parece que a ellos les gusta.



















Título: The Resistance
Grupo: Muse
Productor: Paul Reeve
Discográfica: Warner Bros. record
Año: 2009

3 comentarios:

  Miguel Ángel

22 de octubre de 2009, 17:44

Pues por aquí no hay mucho que añadir a este artículo tan currao.
A mi parecer y simplificando muchiiisimo, decir que hay momentos en que no sé si estoy escuchando Muse o Queen (de hecho alguien que se ha montado en mi coche y me ha dicho: qué disco de queen es este?).
Aun a pesar de esto, el disco me parece muy bueno.
Gracias Javol!

  sabri

23 de octubre de 2009, 14:33

La verdad que tras leer este estupendo análisis sobre el nuevo disco de este gran grupo, poco queda que decir. Me ha gustado mucho el disco y tu artículo.Gracias

  Javi

13 de noviembre de 2009, 13:50

Gracias a vosotros por pasaros por aquí. Espero que os gusten las demas opiniones.